La Coherencia en el Universo que el Mago Crea. - Luis Medellín

IMG_2185.JPG

Es verdad que como magos, son muchas las áreas que abarcamos y por las que nos preocupamos, analizamos y tratamos de pensar el porqué de las cosas que intervienen con  nuestras rutinas o con nuestros juegos, e incluso en nuestros actos como un todo.

A muchos magos nos fascina preocuparnos  por la economía en nuestros movimientos, y por la justificación detrás de nuestras acciones, no solo nos preocupamos por ocultar el secreto y por la técnica perfecta, también por la presentación, por la construcción de las rutinas y por lo que queremos expresar, es por eso que quiero hablar sobre un tema más para añadir a nuestra lista de preocupaciones a la hora de hacer magia.

Cuando hacemos magia, cada mago conforme va haciendo sus efectos, va creando su propio “universo”, un universo particular a cada mago, el cual es regido por sus propias leyes, dichas leyes serán las explicaciones que el mago de a los actos imposibles.

Tomaremos como ejemplo un juego bastante popular, “la carta ambiciosa”, cuando el mago dice que  una carta es elegida, ésta se hace ambiciosa y le gusta subir a la parte superior de la baraja si se coloca por el medio. En el universo que el mago está creando, ahora existe la ley que dice que a una carta elegida se hará ambiciosa y le gustara subir continuamente, y dicha ley será demostrada suficientes veces.

A lo largo de los juegos el mago termina construyendo su universo en el que pasan ciertas cosas, si soplas desaparece, si truenas los dedos cambia de lugar, etc…. El problema radica cuando el mismo mago va ignorando el mismo universo que está creando y no mantiene la coherencia a lo largo del espectáculo, quizás no tenga muchas consecuencias negativas, pero ciertamente si podemos evitar contradecirnos a nosotros mismos podemos tener un acto más redondo.

Para ejemplificar sigamos con el caso de la carta ambiciosa, imagina que acabas de terminar tu súper rutina de 15 fases de carta ambiciosa, y ahora quieres hacer cualquier juego de cartas en el que un espectador elige una carta: das a elegir la carta, el espectador la devuelve, mezclas y comentas “una carta elegida, y se mezcla la baraja para que nadie sepa dónde está”, logras ver la incongruencia?, acabas de hacer una rutina demostrando que una carta elegida puede subir mágicamente, y ahora haces lo mismo, pero diciendo que no puedes saber dónde está; te estas contradiciendo a ti mismo, al juego que acabas de hacer y al que estas a punto de hacer…

Si se cuidan estos detalles no solo se evita la perdida de coherencia entre un juego y otro, sino que si nos enfocamos en fortalecer nuestro universo en lugar de enfocarnos solamente en no contradecirlo, podríamos lograr mayor unidad en nuestro acto entero, al tener elementos recurrentes que fortalecen la lógica que actúa tras nuestra magia, pero ese tema sería bueno tratarlo en otra ocasión…. Por el momento me despido y espero haberme hecho entender sobre los cuidados que deberían tenerse al construir el universo en el que nuestra magia vive.

 

Más información sobre Luis Medellín en Facebook

Sabemos que es importante conocer las diferentes opiniones y puntos de vista de artistas nacionales e internacionales, por ello ponemos a tu alcance está sección. 

No olvides compartirlo y dejar tus comentarios. Gracias